jueves, 4 de septiembre de 2008

Jesús, causa de división

Jesús, causa de división

No penséis que he venido a traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en enemistad al hombre contra su padre, a la hija contra su madre y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí; y el que no toma su cruz y sigue en pos de mí, no es digno de mí. El que halla su vida, la perderá; y el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.
San Mateo 10 : 34 – 39

No hay comentarios.: