lunes, 29 de diciembre de 2008

ALAN COMO INSTRUMENTO DEL FASCISMO: PERSECUCIÓN POLÍTICA Y RELIGIOSA

ALAN COMO INSTRUMENTO DEL FASCISMO: PERSECUCIÓN POLÍTICA Y RELIGIOSA

Si uno desea encontrar una explicación a la mayoría de las actitudes de Alan García Pérez en él mismo; pues va a perder su tiempo porque no las va a encontrar. Lo que sí va a encontrar en él son las condiciones psicopatológicas que permiten su manipulación por quienes lo instrumentalizan, y es en ellos en quienes, sin ninguna duda, encontraremos las explicaciones a las decisiones y acciones de quien, lamentablemente, está al frente del Perú.

Como instrumento de esos intereses ya nada ocultos, ha iniciado varios tipos de persecuciones, que las resumo en dos: 1) Políticas; a opositores democráticos que tilda de terroristas o traidores a la patria; a ambientalistas u ONG's que defienden los intereses de grupos minoritarios; a dirigentes indígenas que cuidan sus territorios; o, a cualquiera que discrepe por cualquier cosa; y 2) Religiosas, presentando sesgadamente informes televisivos de comunidades cristianas como organizaciones fanatizadas, extremistas y peligrosas para la democracia. El mensaje sutil es peligrosísimo en sí mismo: los cristianos evangélicos somos capaces de cualquier cosa, tal como los extremistas religiosos de cualquier parte del mundo.

El objetivo final del fascismo es tan claro como la hermosa agua cristalina de una quebrada amazónica que los que ahora nos gobiernan, no conocen: IMPONER EL PENSAMIENTO ÚNICO, EN LO POLÍTICO, EN LO RELIGIOSO, EN LO ECONÓMICO, EN LO IDEOLÓGICO.

Bueno pues, para ellos, malas nuevas: ESO NUNCA MÁS SERÁ POSIBLE, pues los que creemos en la verdadera democracia, seguiremos batallando desde el lugar en que nos encontramos, para que la libertad en todo sentido, prime ante cualquier extremismo que nos quieran imponer. Y la Constitución avala una vía insurreccional. Ténganlo muy presente.

“Primero vinieron a por los comunistas, y yo no los defendí, porque yo no era comunista. Después vinieron a por los judíos, y yo no los defendí, porque yo no era judío. Entonces vinieron a por los católicos, y yo no los defendí, porque yo no era católico. Finalmente vinieron a por mí, y para entonces, ya no quedaba nadie para defenderme”.
Beltor Brecht

"Artículo 46º
Nadie debe obediencia a un gobierno usurpador, ni a quienes asumen funciones públicas en violación de la Constitución y de las leyes.
La población civil tiene el derecho de insurgencia en defensa del orden constitucional.
Son nulos los actos de quienes usurpan funciones públicas
."
Constitución Política del Perú

"Y seréis aborrecidos de todos por causa de mi nombre; mas el que persevere hasta el fin, éste será salvo".
La Biblia - Mateo 10:22

No hay comentarios.: