miércoles, 19 de agosto de 2009

PADRE MARCO ARANA - TIERRA Y LIBERTAD, 2011: UNA REAL ALTERNATIVA PARA EL GOBIERNO NACIONAL

Los intereses económicos que están siempre detrás de
los medios de comunicación velando por sus excluyentes prerrogativas, pretenden que los únicos candidatos a la presidencia de la república, sean los que ellos promuevan y que están en y se irradien desde la provincia de Lima.

Este poder fáctico, hasta ahora, ha ignorado -o minimizado y menospreciado- los talentos políticos de las otras provincias del Perú; pero ahora, y gracias al ciberespacio y a la masiva circulación de blogs que dicen lo que los medios de comunicación se callan, podemos promover y respaldar a cualquier candidato que sea de nuestra simpatía o preferencia.

Este es el caso del Padre MARCO ARANA y del novísimo partido TIERRA Y LIBERTAD, que dentro de poco culmina el proceso de inscripción ante la ONPE. Es una real alternativa dentro del polo democrático y progresista que estábamos esperando. Por lo menos yo.

Marco Arana es de quien Juan Luis Cipriani (el cardenal de la penosa y famosa frase: "LOS DERECHOS HUMANOS SON UNA COJUDEZA") ha dicho sin ruborizarse, que "debería renunciar al sacerdocio para dedicarse a la política, porque no se puede utilizar el ministerio religioso para llevar a la gente a una causa partidaria". Es como para decirle a Cipriani, como lanzándole un directo al mentón: ¡¡¡MIRA QUIÉN HABLA!!!

Aquí la entrevista realizada por César Hildebrandt al Padre Marco Arana, el día lunes 17 de agosto:

6 comentarios:

MIGUEL A. CHECA BERNAZZI dijo...

EN DEMOCRACIA, CUALQUIER PERSONA PUEDE SER ELEGIDA; HASTA LOS FASCISTAS QUE TEMEN LOS CAMBIOS Y QUE SE ESCONDEN EN EL ANONIMATO.

GRACIAS POR TU COMENTARIO. REGRESA CUANDO QUIERAS, QUE AQUÍ NADIE CENSURA A NADIE.

MIGUEL CHECA

Anónimo dijo...

no se puede servir a dos amos, a la iglesia y a la politica, como separara sus responsabilidades elpadrecito, como laico sus aspiraciones a ser presidenciable son validas, pero como sacerdote no le encuentro nudo a la sotana.

MIGUEL A. CHECA BERNAZZI dijo...

Es un dilema que, según el derecho canónico, puede encontrar una salida como ya lo hizo con otros sacerdotes, que ahora están en gobiernos nacionales y gobiernos locales: permiso temporal, o renuncia.

Muchas gracias por tu visita y tu comentario.

Miguel Checa

tierra y libertad dijo...

muchas gracias por el apoyo, puedes visitarnos http://tierraylibertadprensa.blogspot.com/ tierraylibertadperu@hotmail.com

Anónimo dijo...

Curas de misa y olla


Desde hace mucho tiempo la Iglesia Latinoamericana se ha constituido en la defensora de los derechos de hombres y mujeres marginados y desposeídos. A pesar de la resistencia de algunos sectores conservadores, la actividad pastoral de muchos hombres y mujeres de la Iglesia está presente en los rincones más olvidados de nuestros países.

Por ello no es casual que en la lucha de las comunidades nativas de nuestra selva peruana y de otros sectores del país por la defensa de sus recursos, encontremos a curas y monjas identificados con ellos y luchando a su lado contra las grandes empresas que no sólo contaminan y deterioran el medio ambiente sino que también atentan contra su legado cultural.
Por eso mismo en la última crisis que terminó con el denominado Baguazo, una de las estrategias del Gobierno consistió en «controlar» las actividades de la Iglesia comprometida con la lucha de los indígenas. Esta estrategia buscaba fundamentalmente intervenir los medios de comunicación (escritos y hablados) dirigidos o financiados por la Iglesia, toda vez que dichos medios de difusión se han convertido en el hilo de comunicación más efectivo entre los sectores alejados de nuestra selva.

En Cajamarca es conocida la actuación del Padre Marco Arana quién desde hace mucho tiempo es el líder de las comunidades para la defensa del medio ambiente, Es conocido también que el Padre Arana ha ido más allá y junto a otros personajes políticos ha lanzado el movimiento «Tierra y Libertad» y, más aún, ha comprado el kid electoral para buscar la inscripción de un Partido Político.

Pero estas actuaciones de curas y monjas identificados con la lucha de los pobres no le gustan al Cardenal Juan Luis Cipriani, primado de la Iglesia Católica Peruana y miembro activo del Opus Dei. A través de sus intervenciones en radio y televisión, ha manifestado siempre que los miembros de la iglesia no deben hacer ni meterse en política. Lo curioso es que lo dice quién utilizando su alto cargo hace política en todas sus intervenciones defendiendo la actuación de los diferentes gobiernos de turno. En los años de la violencia política, cuando las violaciones de derechos humanos por parte de algunos miembros de las Fuerzas del Orden y de los grupos terroristas eran evidentes, el Cardenal Cipriani –entonces Obispo de Ayacucho- dio la declaración política más importante de su larga trayectoria eclesial al afirmar que los derechos humanos eran una cojudez. Los que hemos tenido la suerte de compartir, vivir y actuar con sacerdotes y monjas entregados a las justas causas de los pueblos y de los pobres, sabemos que la línea entre la labor pastoral de éstos y la política partidaria está claramente definida.

Lo que sucede es que la entrega y lucha diaria por las reivindicaciones sociales que encabezan y defienden incomoda a sectores conservadores y poderosos que se encuentran dentro y fuera de la Iglesia.
Felizmente y gracias a Dios hay ejemplos de vida concretos y exitosos no sólo de lucha junto a los pobres sino de entrega total a esta noble causa: Monseñor Arnulfo Romero muerto en el Salvador por sus denuncias públicas contra los atropellos del gobierno; monseñor Pedro Casaldáliga, tantas veces amenazado por su defensa de los derechos de los indígenas de las selva del Mato Grosso en Brasil; el Padre Gustavo Gutiérrez luchador incansable y propulsor de la Teología de la Liberación en Perú y América, etc.

Lo que pasa es que nuestro actual Cardenal quiere que los miembros de la iglesia peruana se dediquen a administrar los sacramentos a partir de una espiritualidad sin conexión con la realidad misma de la gente más necesitada. En concreto, pretende que sean curas de misa y olla.

MIGUEL A. CHECA BERNAZZI dijo...

:) EXCELENTE!! MUY ILUSTRATIVO TU COMENTARIO. MUCHAS GRACIAS Y REGRESA SIEMPRE POR AQUÍ.

UN CORDIAL ABRAZO,

MIGUEL CHECA