sábado, 6 de octubre de 2007

LA AFECTIVIDAD: PROCESOS AFECTIVOS

LA AFECTIVIDAD: PROCESOS AFECTIVOS

El terror, el apasionamiento, el amor, el goce, la tristeza, etc., son reacciones muy íntimas del yo, al ser afectado por las personas, los objetos y las situaciones que están en su entorno. Estos fenómenos se llaman procesos afectivos o sentimentales, o emociones.
PRINCIPALES CARACTERÍSTICAS DE LA AFECTIVIDAD
  1. Son fenómenos psíquicos muy íntimos, pues los experimentamos como algo muy subjetivo, muy personal.
  2. Son procesos que se experimentan acompañados a otros fenómenos psíquicos de distinta naturaleza (percepciones, imágenes, recuerdos, decisiones, etc.) y aun con fenómenos fisiológicos (corporales) de variable intensidad.
  3. Son grandes motivadores del comportamiento humano, constituyen la energía que lo impulsa. Los sentimientos positivos suscitados por personas, cosas o situaciones que amamos y nos son agradable, constituyen motivos que nos impulsan a buscarlas, conservarlas, disfrutarlas. Y si son negativos, a todo lo contrario.
  4. Los procesos afectivos tienen diverso nivel o altura. Unos son muy elevados (el amor filial, la alegría por el bienestar ajeno, la solidaridad, el goce estético, etc.). Otros, muy bajos (el egoísmo, la envidia, los celos, la venganza, etc.).
  5. Los procesos afectivos oscilan entre dos polos: uno positivo y otro negativo. Siempre son agradables o desagradables; placenteros o dolorosos.

PRINCIPALES MANIFESTACIONES DE LA AFECTIVIDAD

  1. LOS SENTIMIENTOS: Son procesos afectivos más o menos duraderos, que no conmocionan a nuestro ser psicobiológico con la intensidad con que lo sacuden las emociones. Pero en cambio, impulsa de un modo constante, profundo y persistente el acercamiento, la búsqueda, la conservación y el disfrute de las personas, los objetos o las situaciones que los suscitan positivamente. Son sentimientos el amor (en todas sus formas) y el odio; la simpatía y la antipatía; la confianza y la desconfianza; la veneración y el desprecio; la amistad y la enemistad; la esperanza y la desesperanza; la tranquilidad y la ansiedad, etc.
    Los sentimientos positivos constituyen vínculos afectivos que unen a los seres humanos, desde la relación entre dos personas hasta las más diversas. Los sentimientos negativos son los que separan, enfrentan y hasta empujan a la destrucción.
  2. LOS ESTADOS DE ANIMO: Es el fondo afectivo que predomina en el sujeto durante un tiempo más o menos prolongado, mucho mayor que las emociones. Estos son el nerviosismo, el contento, el optimismo.
  3. LAS EMOCIONES CONMOCIONAN NUESTRA CONDUCTA: La emoción es una reacción afectiva, de corta duración, provocada por un estímulo que se presenta súbitamente, desencadenando una conducta característica que comprende una serie de modificaciones psico – corporales. Pueden actuar como estímulos: una persona, una cosa o una circunstancia cualquiera; así como un recuerdo, una imagen, un pensamiento, una acción voluntaria o involuntaria, etc. Indignación, alegría, miedo, admiración, etc.

LAS EMOCIONES PROVOCAN ALTERACIONES PSÍQUICAS
Las emociones intensas provocan una alteración de la actividad consciente, en general, y particularmente, de la afectividad. Estas perturbaciones son de exaltación o de inhibición:

  • De exaltación, cuando la reacción emocional provoca un inusitado aumento de la actividad mental. El pensar transcurre con extraordinaria rapidez y surgen velozmente imágenes, ideas, pensamientos, etc. Esta reacción se produce sobre todo en las emociones de intensa alegría, pesar o miedo.
  • De inhibición, cuando paralizan el curso del pensamiento y la capacidad de discernir y hasta darse cuenta de lo que sucede alrededor.

SE PRODUCEN IMPORTANTES MODIFICACIONES ORGÁNICAS

El rostro enrojece o empalidece; se realizan movimientos reflejos: dilatación de la pupila, movimientos defensivos u ofensivos, etc.; excitación nerviosa, temblores, convulsiones; aumento del ritmo cardíaco, sudor, boca seca, modificaciones en la circulación y la respiración, el rostro, las extremidades y el cuerpo todos realizan gestos y movimientos característicos expresando la emoción que experimenta el sujeto.

EL CONTROL DE LA ENERGÍA EMOCIONAL
La emoción no solamente ocasiona perturbaciones psíquicas y biológicas pasajeras, sino que puede tener graves consecuencias en ambos aspectos del ser humano.

En lo orgánico puede ocasionar una serie de transtornos como, por ejemplo: dolores musculares, nudo en la garganta, dolor como de úlcera, vértigos, jaquecas, migrañas, constipado, fatiga, etc.

La reiteración de similares emociones negativas, puede ocasionar efectos aun más graves: úlceras al estómago, agotamiento cardíaco, hipertensión, movimientos o parpadeos involuntarios (tic), oclusión coronaria.

Las consecuencias son más graves cuando el sujeto reprime la emoción, pues la energía emocional “enterrada” o “embotellada”, se desvía hacía los órganos internos, produciendo negativos fenómenos bioquímicos que ocasionan dolencias.

4. LAS PASIONES DOMINAN AL INDIVIDUO: La pasión se constituye por el predominio exclusivista de una determinada tendencia afectiva, que ha adquirido extraordinaria fuerza y que esclaviza al sujeto, dedicándolo por completo a servir al objeto que la satisface. Clases de pasiones:

  • Las pasiones superiores están basadas en tendencias afectivas dirigidas a valores de elevado rango (pasión por la música, la filosofía, investigación, enseñanza, servir, etc.)
  • Las pasiones inferiores están basadas en bajas tendencias dirigidas a valores de bajo nivel.

Tomado de NOCIONES DE PSICOLOGÍA de TELMO SALINAS GARCÍA

2 comentarios:

Wendy dijo...

Me sirvio de mucha ayuda esta publicacion. Gracias para aquel que la publico.

MIGUEL A. CHECA BERNAZZI dijo...

Gracias, Wendy. No sabes cuánto me ayudó también a mi. Me permitió conocer a las demás personas, contrastar, y tomar decisiones. Gracias a ti por visitarme.